Soledad

La soledad a la que muchos temen,
es aliada y confidente.
Siempre te presenta nuevas personas
que no conocías,
lados ocultos de tu propia mente,
alma y cuerpo.
Y aprenden juntos cosas nuevas,
nuevos sentidos, nuevos sabores,
nuevas sensaciones, nuevos sentimientos.

Y te relacionas diferente,
buscas distinto,
esperas lo inesperado, que pronto llega.

Te descubres sintiendo el extasis
donde nunca antes
y de una forma diferente,
y comienzas a disfrutarlo.
Te descubres sintiendo la bondad
en esas pequeñas cosas,
que son solo detalles para uno
pero todo un mundo para otros,
para personas que no sabíamos que existían
y que no volveremos a ver jamás.

Y un “gracias”, un “linda”, un “para que no estés triste”,
un “que ternura”, un “que buena gente”
son caricias en el corazón.
Ese corazón que tuvo tropiezos,
metafóricos y literales,
que tuvo agujeritos y de a poco intenta sanar,
al mismo tiempo en que se reconoce nuevamente,
en su nuevo entorno,
en su nueva vida,
con ayuda de Soledad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *